Los trasplantes fecales y la esperanza para el futuro de las EII

Seamos honestos, al decir las palabras trasplantes fecales realmente estas no suenan nada agradables… ¿Pensar que las heces de una persona se utilicen en el cuerpo de otra persona? ¡Puag! Pero los tiempos desesperados requieren medidas desesperadas, ¿verdad? Y eso es algo que muchos enfermos de enfermedades inflamatorias intestinales sabemos.

Teóricamente, un trasplante fecal funciona de la siguiente manera: el material de desecho de la gente sana es rico en bacterias útiles. Cuando se transfiere a los tractos digestivos de los individuos enfermos, en los que hay un crecimiento excesivo de bacterias malas, la materia fecal ayuda a restaurar el equilibrio de la flora saludable.

¿Qué dicen los estudios sobre los trasplantes fecales?

Recientemente nuevos estudios están arrojando nueva luz sobre el asunto. Los científicos utilizan nuevas e inventivas formas de buscar una cura para poner fin a las EII de una vez por todas. Un nuevo estudio muestra ahora que en los ratones, el uso de los trasplantes fecales ofrece un desarrollo prometedor. Al tomar las heces que tienen bacterias sanas de un donante sano, estas bacterias forman parte de un proceso de restauración de las partes del intestino afectadas por EII. En los ratones, los científicos utilizan un tubo para enviar directamente la materia fecal al intestino del animal y al final estos parecen curarse sin ningún efecto secundario.

pildoras trasplante fecal
Píldoras de heces de un laboratorio sueco ya testadas en pacientes. Hodmann LAB

 

Se cree que los trasplantes fecales pueden revertir los síntomas de las enfermedades autoinmunes en el intestino. Quizás, como ya hemos comentado, puede dar un poco de asco pero siendo realistas podría ser una posible cura, por lo que obviamente es una buena noticia para todos nosotros.

Los científicos creen que pueden crear una píldora con las “bacterias buenas” para que el paciente con EII la ingiera de forma oral.

Parece que los estudios en cuanto a enfermedades inflamatorias intestinales no dejan de avanzar. La ciencia es increíble y no debemos perder la esperanza de una posible cura total de estas enfermedades. Quizás muchos puedan ver estos estudios algo absurdos, pensar ¿Ingerir la caca de otra persona? Pero las conclusiones están ahí.