Síntomas de la Enfermedad de Crohn

¿Cuáles son los síntomas de la enfermedad de Crohn? ¿Cómo se manifiesta en nuestro organismo? La enfermedad de Crohn da unas señales bastante variables en el organismo y estas incluso pueden llegar a confundirse con otras enfermedades parecidas como la colitis ulcerosa. Además dependiendo de la persona estos síntomas pueden ser diferentes así que si has sido diagnosticado con esta dolencia puede que hayas sufrido alguno o muchos de ellos.

Para comenzar hay que entender que los síntomas de la enfermedad de Crohn pueden aparecer y desaparecer a lo largo de la vida de la persona. Al ser una enfermedad crónica y que aparecer en brotes, puede que en muchos momentos de tu vida no manifiestes ninguno de los síntomas y puede que en otros momentos tengas incluso más de uno. Esto dependerá si la enfermedad se encuentra en remisión o está activa.

Diarrea y dolor abdominal como síntomas principales en la enfermedad de Crohn

Estos dos son los principales síntomas a la hora de diagnosticar la enfermedad.

Los episodios frecuentes de ir al cuarto de baño y depositar heces sin consistencia alguna es el síntoma por el que todos los enfermos de Crohn han pasado. A partir de ahí puede decirse que empiezas a convivir con la enfermedad y estos episodios se sucederán cada vez que la enfermedad se active. Las evacuaciones de vientre líquidas y frecuentes son algo que el enfermo ha de aprender a sobrellevar porque son el principal síntoma de que llega el brote y estas a veces pueden aparecer con sangre.

El dolor abdominal viene de la mano de las comidas y es que cada vez que el enfermo ingiera algo puede manifestarse este dolor. Hay que tener en cuenta donde se produce el dolor ya que esto indicará que parte del intestino puede estar afectada. Aunque lo normal es el dolor en la zona inferior derecha del abdomen hay que tener en cuenta que puede llegar a producirse en otras zonas.

Otros síntomas en la enfermedad de Crohn

Fiebre. La fiebre también es un síntoma bastante variable. En algunos pacientes pueden presentarse subidas de temperaturas bastante altas, en forma de picos o en otros una fiebre más leve durante periodos de tiempo más prolongados. Lo cierto es que este síntoma no sigue un patrón fijo en los enfermos de Crohn.

Fatiga. Este síntoma normalmente está ligado a la anemia que puede llegar a tener el paciente durante los brotes de la enfermedad. Ante las pérdidas de sangre debido al intestino irritado, a fístulas o a úlceras o bien porque el paciente no absorbe los nutrientes en el intestino, puede darse la anemia que desencadenará en cansancio.

Pérdida de apetito y peso. Debido a la mala digestión y a los dolores en el abdomen que pueden ocurrir durante el desarrollo de la enfermedad de Crohn el paciente puede no tener ganas de comer lo que llevará a perder peso también.

Malabsorción de nutrientes. La malabsorción de nutrientes viene causada por la irritación del intestino. El intestino, al estar irritado, pierde la mucosa que hace que absorbamos los nutrientes de los alimentos.

Fístulas , abcesos o úlceras en el intestino. Las ulceraciones en la enfermedad de Crohn suelen ser bastante comunes. Estas suelen aparecer en la pared del intestino principalmente pero también pueden darse en otras zonas como el ano. Las hemorroides también son comunes en enfermos de enfermedades intestinales inflamatorias. También los abcesos, que son acumulaciones de pus localizadas en el intestino, pueden presentarse en enfermos de Crohn. Los angostamientos también han de ser tenidos en cuenta ya que pueden llegar a darse y son estrechamientos en el intestino que pueden llegar a dificultar su tránsito.

Síntomas menos frecuentes en la enfermedad de Crohn

Dolor en las articulaciones. Este dolor, que puede desencadenar en artritis, es más común de lo que parece en pacientes con enfermedad de Crohn y es que, según algunas investigaciones, hasta un 25% de las personas diagnosticadas con Crohn lo padecen. Estas dolencias pueden darse tanto en la columna vertebral como en las articulaciones de las extremidades.

Úlceras e inflamación de los ojos o boca. Las úlceras bucales o la conjuntivitis son problemas que pueden llegar a aparecer en enfermos de Crohn aunque no con mucha asiduidad.

Lesiones en la piel. Algunos enfermos de Crohn suelen desarrollar también enfermedades dermatológicas.