Alimentos procesados y enfermedad de Crohn

¿Qué relación hay entre alimentos procesados y enfermedad de Crohn? ¿Son buenos consumirlos en una enfermedad intestinal inflamatoria? Cuando tiene enfermedad inflamatoria intestinal (EII), saber qué alimentos y bebidas afectan a tus síntomas puede ser clave a la hora de sobrellevar la enfermedad.

Hay algunos alimentos que pueden venir bien con la enfermedad de Crohn , otros pueden venirnos mal e incluso puede haber algunos alimentos prohibidos en la enfermedad de Crohn.

Hoy concretamente venimos a hablaros de un grupo de alimentos y cómo pueden afectar a la enfermedad de Crohn, estos son los alimentos procesados. Algunas personas con EII han informado que algunos alimentos procesados ​​pueden tener un efecto negativo en sus síntomas. Aquí vamos a echar un vistazo a algunas de las razones por las que esto puede pasar e intentaremos ayudar en la medida de lo posible a tomar decisiones propias sobre si los alimentos procesados ​​pueden tener un efecto sobre tus síntomas.

¿Qué son los alimentos procesados?

Un alimento procesado es cualquier alimento que haya sido alterado de su estado natural. Los ejemplos comunes de alimentos procesados ​​incluyen:

  • Pan
  • Cereales de desayuno
  • Queso
  • Alimentos preparados (por ejemplo, comidas para microondas)
  • Conservas de frutas y verduras

Algunos alimentos pueden haber sido procesados ​​simplemente cortándolos previamente, congelándolos, horneándolos o secándolos (procesados ​​mecánicamente), mientras que a otros se le peude haber añadido otros ingredientes, como sal, azúcar, aditivos y conservantes, cuando fueron procesados ​​(procesados ​​químicamente).

Los alimentos procesados ​​a menudo tienen mala prensa, pero es importante comprender que no todos los alimentos procesados ​​son necesariamente malos; por ejemplo, un paquete de verduras precortado no es malo (a menos que hayan tenido una carga de conservantes añadidos). Pero una comida preparada llena de sal, azúcar y otros aditivos no es tan buena.

Para obtener más información sobre los alimentos que consumes, debe leer las etiquetas de los alimentos y mirar la lista de ingredientes al dorso. Al hacer esto, puedes saber rápidamente si un alimento ha sido procesado mecánicamente (como picado o molido) o procesado químicamente (agregando otros ingredientes). Por supuesto, la mejor manera de asegurarse de no comer alimentos procesados ​​es comprando solo ingredientes frescos en su forma original, pero eso no siempre es posible (y no siempre es conveniente).

¿Cómo afectan los alimentos procesados ​​al cuerpo?

Los alimentos químicamente procesados ​​pueden afectar al cuerpo de varias formas dependiendo de lo que se les haya agregado durante el procesamiento:

  • Azúcar : el azúcar se agrega a menudo al pan, las salsas para pasta y otros alimentos. Hay una serie de procesos que tienen lugar cuando nuestro cuerpo ingiere azúcar y demasiada azúcar puede provocar una serie de problemas y enfermedades.
  • A menudo se agregan aditivos que hacen que la comida sea tan atractiva para nuestro cerebro que queramos comer más. Esto puede provocar obesidad y adicción a la comida, las cuales tienen graves consecuencias para la salud.
  • Ingredientes artificiales: conservantes, colorantes, aromatizantes, texturizantes. Todos estos son productos químicos que se han creado para realizar un determinado trabajo en los alimentos (como agregar color, sabor o textura). Se han planteado muchas preocupaciones de salud sobre los diferentes tipos de productos químicos que se agregan a nuestros alimentos procesados.
  • Carbohidratos refinados. Los carbohidratos refinados contienen calorías vacías y no proporcionan los nutrientes que necesita el cuerpo.
  • Grasas añadidas como grasas trans y aceites vegetales procesados. Comer este tipo de grasas puede estimular los procesos inflamatorios en su cuerpo y también se ha relacionado con problemas de salud como enfermedades cardíacas y arteriales.
  • Sal (sodio): demasiada sal puede elevar la presión arterial, lo que puede ponernos en riesgo de problemas como enfermedades cardíacas y accidentes cerebrovasculares.

Alimentos procesados ​​y enfermedad inflamatoria intestinal

Se han realizado algunos estudios relacionados con la enfermedad inflamatoria intestinal y los productos químicos que se agregan a los alimentos procesados.

Un estudio en ratones publicado en 2015 encontró que los emulsionantes, que se encuentran en muchos alimentos procesados, pueden aumentar el riesgo de desarrollar EII . Los emulsionantes son moléculas que se agregan a las mezclas de aceite y agua para unirlas, como en la mayonesa y el helado. Muchos alimentos contienen emulsionantes, que pueden ser naturales, como lecitina, miel y mostaza, o emulsionantes sintéticos como amidas alcoxicadas, palmitato, oleato y compuestos PEG.

Otra investigación en 2016 concluyó que los aditivos alimentarios industriales están desempeñando un papel en el aumento de enfermedades autoinmunes, como la EII . El estudio enumera aditivos como glucosa, sal, emulsionantes, solventes orgánicos, gluten, transglutaminasa microbiana y nanopartículas.

Muchos alimentos procesados ​​también son bajos en nutrientes, por lo que si tiene desnutrición o deficiencias nutricionales como resultado de su EII, los alimentos procesados ​​no lo ayudarán a resolver este problema.

Cuando los alimentos están muy procesados, a menudo se agregan otros alimentos o productos químicos que pueden ser alimentos «desencadenantes» de los síntomas de la EII en algunas personas, como el azúcar , el gluten y las sustancias que contienen lácteos .

También puede interesarte ...

Alimentos para la Enfermedad de Crohn

Alimentos para la Enfermedad de Crohn que pueden venir bien

Mantener una buena alimentación es clave para combatir los síntomas de la enfermedad de Crohn. …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.