Coronavirus (COVID-19) y enfermedad de Crohn

Estos últimos días nos encontramos en Internet con una gran cantidad de información sobre el coronavirus (COVID-19). Los pacientes con enfermedad de Crohn podemos preocuparnos y es por eso que en este artículo vamos a intentar comprender toda la información que hay al respecto sobre coronavirus y enfermedad de Crohn así como las precauciones que debemos adoptar ante esta situación que han sido recomendadas por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC).


Cada paciente con enfermedad inflamatoria intestinal como la enfermedad de Crohn conoce los desafíos que afrontamos a diario como tomar la decisión de quedarse en casa enfermo por un brote o la dificultad de no ir al cine o a cenar debido a los síntomas de la EII. Con la propagación del coronavirus (COVID-19), se ha vuelto aún más difícil para los pacientes con Crohn tomar decisiones sobre cómo afrontar su vida diaria.

¿Qué es el coronavirus (COVID-19)?

Empecemos un poco por el principio. Existen muchos tipos de coronavirus que pueden afectar tanto a humanos como a animales. En los humanos, algunos de estos virus son comunes y causan síntomas leves como el resfriado común, mientras que otros tipos de cepas humanas pueden ser más graves.

Se identificó un nuevo coronavirus que afecta a los humanos a finales de 2019 (denominado COVID-19). Las enfermedades reportadas han variado de leves a graves, incluida la muerte. 

Se cree que el virus COVID-19 se transmite a través de: 

  • Contacto con una persona infectada (a través de esputo respiratorio como tos o estornudos)
  • Contacto con superficies u objetos infectados.

¿Cuáles son los síntomas del coronavirus?

De los casos reportados en COVID-19, los síntomas que se han observado pueden incluir: 

  • Fiebre
  • Tos
  • Falta de aliento

Muchos pacientes también han experimentado neumonía como una complicación del virus. 

Recomendaciones para pacientes con Crohn ante el COVID-19

Personas inmunosuprimidas

Si bien las personas inmunodeprimidas no corren un mayor riesgo de adquirir COVID-19 que la población en general, puede tener un impacto en su capacidad de recuperación si contraen el virus.

Los que toman medicamentos inmunosupresores [azatioprina, mercaptopurina, metotrexato, prednisolona, ​​infliximab (Remicade, Inflectra), adalimumab (Humira), ustekinumab (Stelara), golimumab (Simponi), vedolizumab (Entyvio)] deben asegurarse de que sigan todas las medidas. para prevenir la propagación de persona a persona con:

  • Distanciamiento social (1.5m)
  • Lavado de manos con jabón o geles a base de alcohol.
  • Evitar las zonas abarrotadas.
  • Buena higiene básica: evite tocarse la cara y la nariz

Debemos reducir el contacto con otras personas, como trabajar desde casa donde podemos aislarnos y no correr riesgos.

Por otro lado están los pacientes con los siguientes tratamientos para la EII que no suprimen su sistema inmunitario :

  • 5- aminosalicilatos: mesalamina, mesalazina (Asacol, Mezavant, Pentasa), sulfasalazina (Salazopirina)
  • Esteroides localmente actuando: budesonida (Entocort), budesonida MMX (Cortiment), enemas de esteroides.
  • Nutrición enteral (alimentación con fórmula) o terapias dietéticas
  • Probióticos

Aún así también es importante que estos pacientes también sigan los consejos y recomendaciones anteriormente citados.

Es importante protegerse contra otras infecciones respiratorias que son comunes en esta época del año. Por lo tanto, se recomienda que todos los pacientes con inmunidad reducida tengan la vacuna contra la influenza (vacuna contra la gripe).

Dejar de fumar

Fumar puede empeorar la EII y, según la OMS, puede aumentar el riesgo de infección por COVID-19 así como provocarafecciones pulmonares graves como la neumonía así que quizás este sea un momento clave para dejar de fumar si aún no lo has hecho.

No interrumpir el tratamiento

No interrumpa sus medicamentos para la EII a menos que su profesional médico lo recomiende. Si ha sido infectado con COVID-19 o presenta sintomas, discuta con su médico si debe suspender o interrumpir sus medicamentos. Nunca deje de tomar esteroides repentinamente a menos que se lo indique su médico.

Si su inyección biológica debe retrasarse porque tiene COVID-19, o porque está aislado porque tiene un contacto cercano con alguien con COVID-19, comuníquese con su médico para reprogramar su medicamento.

Evite el ibuprofeno y los medicamento antiinflamatorio no esteroideos (AINEs)

Los medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (AINEs) a menudo se usan para el dolor, afecciones inflamatorias y para reducir la fiebre, incluido el y el naproxeno. La información de estos medicamentos con la infección por COVID y sus complicaciones es controvertida, sin embargo, los AINEs también se han asociado con brotes de EII y, por lo tanto, todos los pacientes con EII (ya sea que estén tomando medicamentos inmunosupresores o no) deben evitar estos medicamentos si es posible.

También puede interesarte ...

Enfermedades relacionadas con la Enfermedad de Crohn

Enfermedades relacionadas con la Enfermedad de Crohn

Aunque todavía no se sabe nada sobre el origen de esta enfermedad, los científicos si ...