La proteína C Reactiva o PCR en la enfermedad de Crohn

Evaluar la presencia y el grado de inflamación intestinal de manera objetiva, simple y confiable es un problema significativo en la gastroenterología. Es por este motivo que se han investigado marcadores como la proteína C Reactiva o PCR en la enfermedad de Crohn con fines de diagnóstico, para la evaluación de la actividad de la enfermedad y el riesgo de complicaciones, para la predicción de la recaída y para controlar el efecto de la terapia. De todos los marcadores de laboratorio, la PCR es el más estudiado en la actualidad y se ha demostrado que tiene el mejor rendimiento general a la hora de analizar la enfermedad de Crohn. La PCR es un marcador objetivo de la inflamación y se correlaciona bien con la actividad de la enfermedad de Crohn.

¿Qué es la proteína C Reactiva o PCR?

La proteína C reactiva (PCR) es una proteína prominente de fase aguda presente en las respuestas inflamatorias que desempeña un papel principal en las enfermedades inflamatorias intestinales (EII) como la enfermedad de Crohn. Caracterizada por irritación gastrointestinal crónica, la enfermedad de Crohn produce la estimulación de tres citocinas específicas: interleucina-1β, interleucina-6 y factor de necrosis tumoral α. Estas citoquinas desencadenan la producción elevada de PCR en los hepatocitos, aumentando su concentración plasmática de 0,8 mg / l a aproximadamente 45 mg / l, casi un aumento de 500 veces.

Esto nos lleva a afirmar el papel de la PCR como marcador, y como agente pro y antiinflamatorio.  Los niveles de PCR sirven como un marcador para detectar la EII, diferenciándola de trastornos intestinales funcionales, categorizando la gravedad de la enfermedad y el riesgo, y monitorear los tratamientos efectivos basados ​​en la actividad de la enfermedad.

Proteína C Reactiva como marcador de la enfermedad de Crohn y sus valores normales

Una de las pruebas que más se realizan a un enfermo de Crohn cuando se le lleva a cabo un seguimiento de su enfermedad inflamatoria intestinal es el análisis de sangre. Es el análisis de sangre el que nos proporciona los valores de la proteína C reactiva. Los datos de laboratorio nos van a poder ayudar a conocer la actividad y repercusión de la enfermedad de Crohn.

La PCR se eleva ante cualquier proceso inflamatorio o infeccioso de cualquier órgano, sin discriminar localización o patología pero en concreto en pacientes con enfermedad de Crohn es habitual su elevación en caso de un brote de actividad. Pero, ¿Cuáles son los valores normales de la proteína C reactiva? Los procesos inflamatorios leves se asocian a elevaciones ligeras de la PCR (entre 10 y 50 mg/L) y las complicaciones (abscesos, perforaciones, etc) o brotes graves de actividad, suelen presentar concentraciones más elevadas (>150-200 mg/L).

También puede interesarte ...

Remisión de la Enfermedad de Crohn

Remisión de la Enfermedad de Crohn y recaída

La enfermedad de Crohn es un trastorno que causa irritación e inflamación en el revestimiento ...