Enfermedad de Crohn en el embarazo

¿Puedo quedarme embarazada si tengo la enfermedad de Crohn? ¿Cómo puede afectar esta enfermedad de carácter intestinal al embarazo? ¿Tienen mayor riesgo o alguna dificultad añadida que las personas que no están embarazadas? ¿Afecta de alguna manera al desarrollo del pequeño? ¿Cómo afecta la medicación? ¿Cómo afectaría a la madre y al feto tener la enfermedad de Crohn en el embarazo?

La enfermedad de Crohn puede presentar desafíos para las parejas que desean tener un bebé. Lógicamente estas son algunas de las dudas que los futuros papás pueden tener en mente en el caso de que le hayan diagnosticado la enfermedad de Crohn. En este artículo queremos ayudarte a resolver todas estas dudas sobre la Enfermedad de Crohn en el embarazo.

Aunque puede servir como guía, te recomendamos que si tienes alguna duda o si no estás segura de un apartado, te pongas en contacto con el médico que controla tu enfermedad para que te pueda ayudar con lo que te haga falta.

¿A qué nos referimos cuando estamos hablando de la enfermedad de Crohn?

La enfermedad de Crohn es una enfermedad de carácter inflamatoria que centra su radio de acción a lo largo de todo el intestino pero sobretodo en el intestino grueso. Entre algunos de los síntomas más destacados puede producir pérdida de peso, diarrea, vómitos, fiebre y dolor abdominal (además de otros síntomas que dependerán del paciente).

No se saben cuál es el origen de esta enfermedad aunque los expertos piensan que se trata de una enfermedad de carácter autoinmune: es decir, que es el propio organismo es el que ataca al aparato digestivo pensado que es un cuerpo extraño y ajeno al sistema.

Está enfermedad es crónica, pero eso sí, tiene tanto periodos de inactividad (remisión) como de actividad.

Todavía no existe ningún tipo de cura pero sí que es verdad que hay algunos tratamientos que se encargan de controlarla en mayor o menor medida. A parte de que el paciente debe de hacer algunos cambios en su estilo de vida, también existen algunos fármacos que ayudan a tratar los síntomas. En cuanto estos dejan de funcionar, la cirugía también ayuda a combatirlos.

¿Cómo afecta la enfermedad de Crohn a la fertilidad?

Según las estadísticas, la franja de edad que mayores probabilidad tiene de sufrir la enfermedad  de Crohn son las personas que se encuentran entre los 20-40 años (además, en las mujeres se suele llegar a dar unos años antes que los hombres). Por esta razón suele ser muy habitual que la mujer se pregunte si la enfermedad puede llegar a afectar a la fertilidad y al embarazo.

Tienes que saber que aquellas mujeres que ya tengan la enfermedad antes de quedarse embarazadas y que estén siguiendo una dieta adecuada, además de un estilo de vida adecuado en base a su enfermedad, no deberían de tener ningún tipo de problema a la hora de concebir.

No obstante, sí que es verdad que su dieta podría no considerarse adecuada para poder mantener al bebé cuando este esté en su vientre. El problema intestinal que produce la enfermedad también se asocia con algunas alteraciones como abscesos ováricos o ciclos no regulares. Por esta razón tampoco es extraño que una mujer que tenga Crohn tenga que acudir a un especialista para que le practique un método de fertilidad y así quedar finalmente embarazada.

Se han realizado varios estudios sobre la fertilidad en personas con enfermedad de Crohn. Algunas investigaciones han demostrado que cuando la enfermedad de Crohn no está activa, la tasa de fertilidad para las personas con enfermedad de Crohn en realidad no es diferente de la población general. Sin embargo, en algunos estudios más pequeños que observaron a hombres y mujeres con inflamación intestinal activa, la enfermedad de Crohn pareció tener un efecto ligeramente negativo en las tasas de fertilidad y concepción. Además, algunos de los procedimientos quirúrgicos utilizados como tratamiento de Crohn, como la escisión rectal y las colostomías, también pueden afectar la fertilidad y las tasas de concepción.

¿Cómo afecta la Enfermedad de Crohn en el embarazo?

Lo primero que tenemos que saber es que no hay signos de alarma en una mujer embarazada que tenga Crohn. Aquellas mujeres que tengan unos síntomas leves pueden tener un embarazo perfectamente normal y el niño estará sano.

Ahora bien, los expertos recomiendan que las parejas deben de buscar al niño en los periodos en los que la enfermedad se encuentra inactiva. Según los estudios, si la enfermedad está activa en ese momento, la mujer que intenta concebir tiene mayores probabilidades de sufrir un aborto o de tener un parto prematuro. También puede contribuir a aumentar los síntomas que experimenta de la enfermedad.

Ahora bien, en el caso de que la enfermedad apareciera cuando la mujer está embarazada, los médicos recomendarán y harán un seguimiento muy específico de todos los síntomas para descartar que se produzcan problemas de gravedad.

Una de las preocupaciones del embarazo en enfermos de Crohn es el aborto. Los pacientes con enfermedad activa tienen un mayor riesgo de aborto espontáneo. Las mujeres con EII inactiva o activa corren un mayor riesgo de nacimientos prematuros, abortos espontáneos y neonatos pequeños en edad gestacional. Además las mujeres con una enfermedad intestinal inflamatoria activa tienen un mayor riesgo de parto prematuro.

Tendrás que permanecer alerta para evitar brotes y cualquiera de las posibles complicaciones que pueden acompañar la enfermedad de Crohn. El riesgo de brotes durante el embarazo es el mismo que cuando no se está embarazada e incluso algunas mujeres pueden haber mejorado los síntomas durante el embarazo. Sin embargo, si la enfermedad no está bien controlada, es probable que haya más riesgos. Trabajar con un equipo médico experimentado es fundamental para mantener los síntomas bajo control con el tratamiento de Crohn y aumentar las posibilidades de tener un bebé saludable.

Los medicamentos para la enfermedad de Crohn durante el embarazo

Hay algunos medicamentos para la enfermedad de Crohn que no se recomiendan mientras se intenta concebir. “La sulfasalazina puede causar problemas con bajos conteos de espermatozoides en más del 80 por ciento de los hombres”, dice Tanvi Dhere, MD, profesor asistente en la Escuela de Medicina de la Universidad Emory en Atlanta. “Por lo tanto, se recomienda suspender la sulfasalazina al menos dos meses antes de intentar concebir”. El metotrexato tiene el potencial de dañar al feto, por lo que se recomienda suspender el medicamento durante al menos tres meses antes de intentar concebir tanto en hombres como en mujeres”.

Además, existen pautas de seguridad con respecto al uso de medicamentos esteroides mientras una mujer está embarazada. El Dr. Fayek dice que “el uso de medicación con corticosteroides durante el primer trimestre se asocia con un pequeño riesgo de paladar hendido, así como con riesgo de diabetes gestacional y macrosomía, un feto anormalmente grande”.

Las mujeres con enfermedad inflamatoria intestinal deben consultar a un médico obstetra ginecólogo para ayudar a controlar su embarazo. Antes de tratar de quedar embarazada, sugiere hacerse pruebas para verificar la anemia y los niveles de ácido fólico, hierro, vitamina B12 y vitamina D. “Algunos estudios sugieren que los bajos niveles de vitamina D están asociados con la infertilidad”, explica. “Además, los bajos niveles de folato se asocian con un mayor riesgo de defectos del tubo neural. Las vacunas deben estar actualizadas, así como las necesidades de mantenimiento de la salud, como las pruebas de detección de cáncer de colon y el cáncer de cuello uterino”.

¿Se puede transmitir la enfermedad de Crohn al bebé?

Los expertos aseguran que no se trata de una enfermedad hereditaria, que tan solo existe un 5% de probabilidades de que tu hijo la pueda llegar a contraer.

Ahora ya conoces cómo funciona la enfermedad de Crohn en el embarazo.