Saltar al contenido
La Enfermedad de Crohn

Enfermedad de Crohn en niños y adolescentes

Enfermedad de Crohn en niños y adolescentes

¿Con que frecuencia se produce la enfermedad de Crohn en niños y adolescentes?

Desgraciadamente la enfermedad de Crohn se produce en cualquier momento de nuestra vida independientemente del sexo o de la edad que podamos llegar a tener; no obstante, aunque no se sabe muy bien porque, afecta más a las personas jóvenes. La mayor parte de las personas que tienen esta enfermedad ha sido porque se le ha iniciado en la infancia o en la adolescencia y la han mantenido durante toda su vida.

Al diagnosticarse en la infancia o en la pubertad, además de los síntomas y problemas de carácter doloroso, la enfermedad puede atrofiar el crecimiento, retrasar la pubertad y debilitar los huesos pero también pueden influir que el niño participe en actividades propias de su edad, así como acarrear problemas emocionales y psicológicos causados por vivir con una enfermedad crónica.

Según un estudio que se realizó en España, se concluyó que un 33% de los afectados eran menores de 20 años.

[ads1]

Causas de la Enfermedad de Crohn en niños y adolescentes

Aunque hay muchas líneas de investigación abiertas con el objetivo de determinar su origen, todavía no hay nada claro, lo que se sabe son meras conjeturas. Según los estudios, cuando esta enfermedad se manifiesta en un miembro familiar aumenta la probabilidad en un 20-30% de que también la pueda tener otro familiar cercano (no siempre es la enfermedad de Crohn, también puede ser otro tipo de trastorno de carácter intestinal). También se ha observado la relación de los padres e hijos en base a esta enfermedad. Normalmente, en el caso de que se herede, aparece más prontamente en el hijo que en el progenitor… aunque no siempre se hereda. Es cierto que tiene una base genética aunque aún no se sabe los factores que llevan a que se transmita de esta manera.

Síntomas de la enfermedad de Crohn en niños y adolescentes

Los síntomas experimentados por cada persona con la enfermedad de Crohn son determinados principalmente por la ubicación y la extensión de la inflamación en el intestino. Basándonos en estudios, a la mayoría de los niños con la enfermedad de Crohn les fue diagnosticada en la parte inferior del íleon. También hay que decir que más de la mitad de estos niños también tienen inflamación en segmentos variables del colon. Un número muy pequeño tiene inflamación solamente en el estómago y la sección superior del intestino delgado.

Aclarado esto, los síntomas más comunes de la enfermedad de Crohn en niños y adolescentes son la diarrea, el dolor abdominal, la pérdida de peso, la pérdida de apetito y retraso en el crecimiento. El crecimiento lento puede preceder a otros síntomas por varios años.

A menudo los síntomas que puede experimentar un niño o un adolescente con enfermedad de Crohn suelen ser dolor abdominal, falta de apetito, diarrea sanguinolenta, necesidad urgente de defecar, defecación dolorosa rectal y dolor en el recto e incluso náuseas.

[ads1]

Cambios en la talla del pequeño

Si un niño se encuentra en periodo de crecimiento y se le diagnostica la enfermedad de Crohn puede darse que el crecimiento se ralentice o, incluso en casos más extremos, se pueda llegar a paralizar completamente. Existen muchos motivos por los que se puede llegar a producir este comportamiento. Básicamente que el niño tenga menos apetito derivado de los síntomas, por lo que comerá menos. Además, también puede ser que las molestias abdominales y las diarreas dificulten la ingestión de diferentes grupos de alimentos.
También hay que tener en cuenta que debido a la inflamación que se produce en el interior del intestino, gran parte de los nutrientes que se deberían de quedar en el interior del organismo, son expulsados sin ser absorbidos completamente.

Cuando un niño empieza la pubertad (alrededor de los 12 años) empezará a ver aumentado su apetito ya que se trata de un periodo de crecimiento radical. Es entonces cuando pueden darse problemas alimenticios acarreados por la enfermedad de Crohn y llegar también a ese déficit de crecimiento del que hablamos.

Osteopenia en niños y adolescentes con enfermedad de Crohn

Cuando hablamos de la osteopenia nos estamos refiriendo a déficit del fósforo y del calcio que los huesos deberían de tener para mantener su estructura. Cerca de un porcentaje de un 25% de los niños experimentan este problema en el momento en el que se les diagnostica la enfermedad de Crohn.

El problema es que la masa ósea debe de desarrollarse de forma adecuada para poder enfrentarse a ciertas situaciones en su futuro (por ejemplo, cuando una persona hace demasiado deporte o tiene una vida sedentaria, cuando está embarazada o llega a la menopausia).

La inactividad, el tratamiento corticoideo prolongado, las deficiencias nutricionales y la propia enfermedad pueden favorecer el desarrollo de esta complicación.

Tratamiento de la enfermedad de Crohn en niños y adolescentes

Básicamente se siguen las mismas pautas que en los adultos. Por un lado nos basaremos en que sigan una dieta equilibrada, controlaremos la ingesta de ciertos alimentos y ante cualquier duda consultaremos a un médico.

Como decíamos, la alimentación puede ser una pieza clave a la hora de tratar la enfermedad de Crohn. Los alimentos que causan problemas con mayor frecuencia son la leche y otros productos lácteos, los alimentos picantes y los alimentos ricos en fibra. Los pacientes deben evitar los alimentos difíciles de digerir como las verduras crudas, las palomitas de maíz, las semillas y los frutos secos.

Además de la alimentación existen una serie de tratamientos para la enfermedad de Crohn. En la actualidad no existe cura para dicha enfermedad y el tratamiento se centra en controlar la enfermedad minimizando el número y la gravedad de los brotes induciendo y viendo los periodos estables y previendo las complicaciones.

Los medicamentos y terapias nutricionales son la base del tratamiento pero deben ser adaptados para cada niño en particular.

El facultativo determinará el tipo de medicamento o si necesitan cirugía en el caso de que la medicación ya no sea capaz de controlar los síntomas.

Si se controlan los síntomas se puede tener una vida normal.

[ads1]

Complicaciones de la enfermedad de Crohn en niños y adolescentes

Los problemas de retraso en el crecimiento y desarrollo sexual o el retraso en la pubertad son las complicaciones más comunes de esta enfermedad en niños y adolescentes.

Otra de las complicaciones con la enfermedad de Crohn, seguramente debido a la desnutrición, es el dolor articular, una manifestación bastante común de la enfermedad de Crohn fuera de los intestinos. Por lo general este síntoma va y viene y se presenta con mayor frecuencia en las caderas, las piernas y la columna vertebral. En este artículo podrás ahondar un poco más en el tema.

Los problemas en la piel es otra de la manifestación más común de la enfermedad de Crohn así como la aparición de úlceras en la boca durante los brotes de la enfermedad.

Con los ojos también hay que tener especial atención ya que estos pueden irritarse, inflamarse o sentirse doloridos en algunos casos lo que puede afectar la visión.

¿Existe alguna diferencia entre la enfermedad de Crohn en niños y la de los adultos?

La enfermedad de Crohn es exactamente la misma tanto en niños como en personas adultas. Ahora bien, sí que es cierto que existen algunas diferencias fundamentales. Tienes que saber que cualquier tipo de enfermedad, sea la de Crohn o no, puede afectar al proceso de crecimiento de un niño o adolescente y también a su desarrollo sexual.

También es verdad que cuanto antes se manifieste una enfermedad de carácter crónico mayores serán las posibilidades de que se produzcan complicaciones a lo largo de su vida.